¿Qué es la firma digital?

Si nos remitimos nuevamente a lo expresado por la Ley de Firma Digital, se entiende por tal “…al resultado de aplicar a un documento digital un procedimiento matemático que requiere información de exclusivo conocimiento del firmante, encontrándose ésta bajo su absoluto control. La firma digital debe ser susceptible de verificación por terceras partes, tal que dicha verificación simultáneamente permita identificar al firmante y detectar cualquier alteración del documento digital posterior a su firma.”
Si desglosamos esta definición para llevarla a un lenguaje de simple compresión, podemos decir que el proceso de firma digital utiliza un componente que codifica el contenido de un documento y lo protege con una clave que se encuentra bajo total control del emisor y todo ello respaldado por un tercero de confianza que valida la identidad del firmante como así también la inalterabilidad o integridad del contenido del documento una vez que el mismo haya sido firmado.
La validación de la identidad del firmante sumada a la confirmación de la integridad del documento impiden lo que se llama el repudio del mismo y esto quiere decir que nadie puede alegar que dicho documento no ha sido firmado por el titular del Certificado de Firma Digital utilizado para rubricarlo.
Es tal la capacidad de la herramienta de encriptación o codificación de contenidos, que podríamos decir que el texto completo de la Biblia podría resumirse a una cadena de unas pocas decenas de caracteres alfanuméricos (HASH) el que si sólo cambiáramos un punto o una coma en todo el contenido esas sagradas escrituras sería suficiente para que el mismo también cambie.

El sistema de Firma Digital adoptado en la Argentina se denomina asimétrico ya que para el proceso de encriptación y desencriptación utiliza un par de claves, una privada para uso exclusivo del titular y que se emplea para codificar contenido del documento y otra clave pública, que se transmite con el documento y que permite la decodificación por parte del receptor.

Generando un HASH en el origen con la clave privada, el cual se envía como parte del documento al firmarlo digitalmente y comparándolo con el que se obtiene en destino con la clave pública, es posible verificar la integridad del documento.

En la República Argentina y para el ámbito privado, existen en la actualidad 5 empresas que están autorizadas por el Ministerio de Modernización para emitir Certificados de Firma Digital denominados Certificadores Licenciados y son los que ofician de terceros de confianza y permiten dar fe de la identidad de los firmantes.

La Firma Digital es un instrumento fundamental en toda estrategia de optimización y despapelización de procesos de cualquier empresa o entidad pública o privada

FAQ

PREGUNTAS FRECUENTES

Firma Digital y firma electrónica, ¿son lo mismo?

Si bien tecnológicamente ambos conceptos son equivalentes, podemos decir que la Firma Digital es un tipo de Firma Electrónica, ya que esta última es un concepto más amplio.
Todo aquello que nos permita identificarnos o autenticarnos electrónicamente en un sistema, como por ejemplo un usuario y clave, es una Firma Electrónica.
Para la legislación argentina, la Firma Digital es aquella que utiliza certificados emitidos exclusivamente por un Certificador Licenciado autorizado debidamente por el Ministerio de Modernización, lo que le infiere pleno valor legal probatorio y evita el repudio de todo documento firmado con este instrumento.

¿Qué garantiza el uso de la Firma Digital?

• Presunción de autoría. Se presume, salvo prueba en contrario, que toda firma digital pertenece al titular del certificado digital que permite la verificación de dicha firma.
• Presunción de integridad. Si el resultado de un procedimiento de verificación de una firma digital aplicado a un documento digital es verdadero, se presume, salvo prueba en contrario, que este documento digital no ha sido modificado desde el momento de su firma.
• Validez. Una firma digital es válida si cumple con los siguientes requisitos:
a) Haber sido creada durante el período de vigencia del certificado digital válido del firmante;
b) Ser debidamente verificada por la referencia a los datos de verificación de firma digital indicados en dicho certificado según el procedimiento de verificación correspondiente;
c) Que dicho certificado haya sido emitido o reconocido, según el artículo 16 de la presente, por un certificador licenciado.
• Original. Los documentos electrónicos firmados digitalmente y los reproducidos en formato digital firmados digitalmente a partir de originales de primera generación en cualquier otro soporte, también serán considerados originales y poseen, como consecuencia de ello, valor probatorio como tales, según los procedimientos que determine la reglamentación.
• Conservación. La exigencia legal de conservar documentos, registros o datos, también queda satisfecha con la conservación de los correspondientes documentos digitales firmados digitalmente, según los procedimientos que determine la reglamentación, siempre que sean accesibles para su posterior consulta y permitan determinar fehacientemente el origen, destino, fecha y hora de su generación, envío y/o recepción.

¿Cuáles son las ventajas del uso de la Firma Digital?

Algunas de las ventajas más importantes (no las únicas) del uso de la firma digital en cualquier ámbito son las siguientes:
• Mayor eficiencia de los procesos, optimizando tiempos , costos involucrados, monitoreo y control de los mismos.
• Mejor experiencia de clientes, usuarios y ciudadanos respecto a los productos, servicios, prestaciones, interacciones, etc. que una entidad pública o privada les ofrece
• Sustentabilidad ecológica al disminuir drásticamente el uso del papel, menores costos y necesidades de espacio de guarda de los mismos.
• Mayor seguridad desde todo punto de vista (legal, auditorias, control de procesos, confidencialidad, integridad de la información, etc.)
• Posibilidad de utilizar internet y dispositivos móviles, para firmar en cualquier momento y lugar.
• Garantía de identidad del firmante y de la integridad del contenido, lo que permite evitar el repudio de un documento firmado digitalmente.
• Todas aquellas ventajas específicas que cada empresa organismo o sector detecte al llevar procesos basados en papel al ámbito digital.

¿Quiénes pueden obtener un certificado de Firma Digital?

Cualquier persona física o jurídica legalmente habilitada puede obtener su Certificado de Firma Digital. Sólo debe ponerse en contacto y acercarse a alguno de los Certificadores Licenciados para gestionarlo por medio de un trámite muy sencillo.

Preciso un software especial para poder utilizar una forma digital?

Si hablamos de un uso personal y puntual, sólo será necesario contar con una laptop o PC que tenga instalado un software gratuito como lo es el Acrobat Reader actualizado y que todas las partes que deban firmar un documento determinado, cuenten con su propio certificado de Firma Digital.
En el ámbito comercial y empresarial en cambio, se nos presentan diferentes escenarios:
En el primero de ellos, que podemos decir el ideal, todos los firmantes poseen su Certificado Digital, el proceso de firma es simple y no se requieren componentes especiales.
Sabemos sin embargo, que la gran mayoría de la población, no cuenta con un Certificado Digital propio y es por ello que debemos recurrir a soluciones tecnológicas que nos permitan capturar evidencias suficientes para validar y certificar la identidad de un firmante, como ser los parámetros biométricos del acto de escritura (velocidad, presión, aceleración, trazos, etc.), la geolocalización, sello de tiempo o Time Stamp suministrado por un tercero de confianza, información de los dispositivos utilizados, etc.
Y es allí donde Xerox ofrece diferentes soluciones innovadoras y con probado respaldo pericial y jurídico como
• Puede adoptar certificados de firma digital emitido por cualquiera de los Certificadores Licenciados.
La solución combina la captura de datos biométricos con tecnología de encriptación y firma digital con certificados para garantizar el proceso
Como bien mencionamos, los escenarios son diversos y por ello es que también ofrecemos soluciones que responden a otros tipos de necesidades como ser la firma en movilidad y la firma remota.

Qué respaldos poseen estas soluciones respecto al cumplimiento de la normativa vigente y estándares internacionales?

Para Xerox es clave ofrecer a sus clientes soluciones probadas, seguras y que respeten el compliance para garantizar la satisfacción y buena la experiencia de nuestros clientes respecto a nuestros productos y servicios, junto con asegurar el cumplimiento de la legislación, la optimización de los procesos, costos y tiempos en un entorno sustentable.
Por eso es que estas soluciones cuentan con el aval de reconocidas entidades internacionales:
Por último, un componente diferenciador y con alto valor agregado que forma parte de esta suite, es el validador y comprador de firmas ológrafas digitales (también conocidas como biométricas), que permite dar un veredicto sobre el nivel de certeza de la identidad de un firmante y la comparación entre dos firmas.
Esto complementa a la validación visual que se puede realizar del grafo de una firma como parte de un esquema de prevención de fraudes.
Esta herramienta puede funcionar en modalidad off line para ser utilizadas por áreas legales o de control y también en un esquema on line para que un ejecutivo que se encuentre frente a un cliente pueda tener una primera aproximación y al instante de la validez de una firma y poder accionar en consecuencia.

Marcas que representamos